La llegada de la tecnología 5G: nuevos riesgos y amenazas para la privacidad de las personas

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), consciente precisamente de esta confrontación de intereses en la que, por un lado, nos encontramos con las numerosas novedades y ventajas que ofrece el 5G, y por otro lado, las inquietudes acerca de las implicaciones para la privacidad que puede suponer su implantación generalizada; ha publicado recientemente una nota técnica (ver aquí), en la que se realiza un primer análisis de los riesgos para la privacidad que puede entrañar el 5G y las tecnologías que hagan uso de ella.

La AEPD identifica algunos de los riesgos que más preocupan:

Que la geolocalización basada en la red es mucho más precisa.

– Que se va a poder llegar a una individualización precisa de las personas y se va a permitir la toma de decisiones automatizadas sobre las personas.

Que se prevé un aumento de agentes con distintos intereses, que pueden participar en el tratamiento de datos personales, lo cual puede dificultar que se determine sobre quién recae la responsabilidad del tratamiento.

Que no existe un modelo homogéneo de seguridad.

Que el hecho de que haya más servicios y más conectividad incrementará exponencialmente los ciberataques y las amenazas. Asimismo, nos vamos a encontrar con problemas de estabilidad, trazabilidad de versiones, actualizaciones por diversos intervinientes, puertas traseras, malware y hacking.

– Que se van a heredar los problemas de privacidad derivados de infraestructuras estándar interoperables, así como de los entornos virtuales y funciones compartidas.

– Que es probable que perdamos el control de nuestros propios datos.

Muchos de estos riesgos están interrelacionados entre sí, y ya eran latentes con las anteriores generaciones, pero pueden verse exponencialmente incrementados con la implantación definitiva del 5G.

La AEPD señala que, aunque no sea esta una lista exhaustiva, en virtud del artículo 25 del Reglamento General Europeo de Protección de Datos (RGPD), “protección de datos desde el diseño y por defecto”, estos riesgos deben tomarse en consideración desde las primeras fases de diseño de los tratamientos para la implementación de medidas técnicas y organizativas que los mitiguen, incluyéndose la realización de evaluaciones de impacto por parte de fabricantes, proveedores de servicios y operadores.

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para la medición de los hábitos de navegación de los usuarios y ofrecer publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para cambiar la configuración u obtener más información. ACEPTAR

Aviso de cookies